Testamento legando el usufructo al cónyuge. Derecho de Galicia

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
RESUMEN

Modelo de testamento en el cual el testador lega a su consorte el usufructo universal, nombrando herederos a todos los hijos. Galicia.

 
EXTRACTO GRATUITO

Contenido
  • 1 Modelo
    • 1.1 Comentario
    • 1.2 Normas generales en Galicia
    • 1.3 La legítima en Galicia
      • 1.3.1 Naturaleza de la legítima
      • 1.3.2 Legitimarios en Galicia
      • 1.3.3 Legítima de descendientes
      • 1.3.4 Legítima del cónyuge viudo
    • 1.4 Parejas estables en Galicia
    • 1.5 Exactitud y precisión del testamento
    • 1.6 Normas especiales sobre testamentos
  • 2 Testamento especiales
  • 3 Jurisprudencia citada
  • 4 Legislación citada
Modelo

NÚMERO *

En la ciudad de *, a las * horas del día * de dos mil *

ANTE MÍ, *, Notario del Ilustre Colegio de *, con residencia en *.

COMPARECE:

DON *, mayor de edad, casado, vecino de * con domicilio en * y D.N.I. *.

Sujeto al derecho Civil de Galicia.

Le conozco y tiene a mi juicio la aptitud mental y la capacidad legal necesaria para otorgar el presente TESTAMENTO ABIERTO y, previa manifestación de su deseo, procedo a redactarlo siguiendo sus instrucciones verbales, de conformidad con las siguientes CLÁUSULAS:

PRIMERA: Declara que es natural de *, donde nació el día *; hijo de los consortes * y * (difuntos), casado con Doña *, de cuyo matrimonio, único contraído, tiene dos hijos llamados * y *.

SEGUNDA: Lega a su esposa si le sobrevive el usufructo vitalicio de la totalidad de la herencia en cuanto exceda de lo que le corresponda por cuota legal (o el usufructo vitalicio de la herencia que exceda del que le corresponda por cuota legal, o el usufructo mientras se conserve viuda).

TERCERA: Nombra e instituye por sus herederos universales y libres a sus dos hijos * y *, a partes iguales.

Les sustituye, por la vulgar, por sus respectivos descendientes, por estirpes.

CUARTA: Revoca cualquier otra disposición de última voluntad otorgada con anterioridad a este Testamento.

PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES. Advierto expresamente al (a la) compareciente que sus datos van a ser incorporados al fichero del Protocolo y documentación notarial y al fichero de Administración y organización, así como del hecho de que, en su caso, tales datos pueden ser cedidos a aquellas Administraciones públicas que según una norma con rango de ley tengan derecho a ello. Hechas las advertencias de sus derechos al respecto.

OTORGAMIENTO Y AUTORIZACIÓN.

Le leo este Testamento íntegramente, en alta e inteligible voz y en un solo acto, previa advertencia que le hice de su derecho a leerlo por sí, del que no usa y, enterado/a, lo otorga por ser fiel expresión de su voluntad y lo firma conmigo, el Notario.

De todo lo cual, de conocerle, de haberse observado la unidad de acto, de que el consentimiento ha sido libremente prestado y el otorgamiento se adecua a la legalidad y a la voluntad debidamente informada del testador /de la testadora/ y de las demás formalidades legales y, en lo pertinente, del contenido del presente instrumento público extendido en un total de * folios de papel notarial, el primero con el número * y los demás con los números siguientes en orden correlativo (o anteriores en orden correlativo), yo, el Notario autorizante, DOY FE.

Comentario Normas generales en Galicia

La Ley 4/1995 de 24 de mayo regulaba el derecho Civil de Galicia.

En la actualidad rige la Ley de Derecho Civil de Galicia (Ley 2/2006, de 14 de junio).

Conforme a su art. 3º rige en el territorio de la Comunidad Autónoma, aplicándose las reglas del Código Civil sobre vecindad.

Dice el art. 183 de ley 2/2006 de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia:

1. El testamento abierto ordinario se otorgará ante notario, sin que sea necesaria la presencia de testigos.
2. El testamento se redactará en la lengua oficial en Galicia que el otorgante escoja.

Y dice el art. 184 de ley 2/2006 de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia:

Como excepción, habrán de concurrir testigos al otorgamiento del testamento abierto ordinario cuando:
1.º Lo solicite el testador o el notario.
2.º El testador sea ciego, demente en intervalo lúcido o no sepa o no pueda leer o escribir.

Dice el art. 185 de la ley 2/2006 de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia:

En los casos en que sea necesaria su presencia, los testigos serán al menos dos, debiendo tener plena capacidad de obrar, entender al testador y saber firmar.

Dice el art. 186 de la ley 2/2006 de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia:

El testamento abierto ordinario puede ser individual o mancomunado.

El problema que se plantea es si podrá otorgarse cuando uno de los cónyuges sea gallego y el otro no; la doctrina llega a la conclusión que si el otro cónyuge no es gallego, podrán testar en mancomún únicamente si la legislación del que no sea gallego no lo prohíbe (ej. Aragón, Vizcaya).

La legítima en Galicia Naturaleza de la legítima

La legítima gallega era parts bonorum, pero la Ley de Derecho Civil de Galicia (Ley 2/2006, de 14 de junio) ha cambiado su naturaleza.

La STSJ Galicia 8/2018, 9 de mayo de 2018 [j 1] pone de relieve que de acuerdos con la nueva regulación de la legítima en Galicia, el legitimario, desde esa mera condición, no tiene en modo alguno la condición de heredero (sobre la distinción conceptual de heredero y legitimario ya se pronunció la Sala, siquiera tangencialmente, en la Sentencia de 24 de abril de 2012), [j 2] no es cotitular de los bienes hereditarios, no forma parte de la comunidad hereditario y simplemente ostenta un derecho a percibir un valor que podrá ser materializado en bienes de la herencia o en metálico. Carece de cualquier titularidad dominical sobre los bienes hereditarios y, por consiguiente, no dispone de legitimación para el ejercicio de acciones de contenido real sobre los bienes de la herencia.

Adviértase que la posibilidad de que la legítima sea satisfecha en metálico es cuestión que queda a criterio de los herederos y que en ningún momento se exige por la norma que tal determinación sea causalizada pues queda a su mera conveniencia o interés, reforzando de esa manera la perspectiva de que el legitimario ostenta la condición de mero titular de una acción de carácter personal.

Igualmente, la Resolución de la DGRN de 2 de agosto de 2016 [j 3] dice que la ley Gallega de 1995 escogía, para la legítima de los descendientes, el modelo de «pars valoris bonorum», estableciendo (artículo 151.1) que todos los bienes de la herencia quedaban afectos a su pago, correspondiendo al legitimario acción real para la reclamación y atribuyendo, además, que se pudiera pedir anotación preventiva de la demanda en que se reclamase la legítima o su suplemento; pero la la vigente Ley 2/2006 de 14 de junio adopta el modelo «pars valoris» y reproduce el sistema adoptado en Cataluña. Así, el artículo 249 dispone que «el legitimario no tiene acción real para reclamar su legítima y será considerado, a todos los efectos, como un acreedor». No obstante, en el apartado 3 del mismo artículo, le confiere la posibilidad de pedir anotación preventiva de su derecho sobre bienes de la herencia: «Podrá el legitimario solicitar también anotación preventiva de su derecho en el Registro de la Propiedad sobre los bienes inmuebles de la herencia».

Es de observar que la legislación anterior regulaba la anotación preventiva de la demanda en la que se reclamara la legítima o su suplemento, mientras que ahora se habla de «anotación preventiva de su derecho» sobre los bienes inmuebles de la herencia. Esta anotación puede tener encaje, dice la DGRN, en el artículo 42.10 de la Ley Hipotecaria.

Legitimarios en Galicia

La Ley de 24 de mayo de 1995, de derecho civil de Galicia, estableció que eran legitimarios los herederos forzosos determinados en el Código Civil.

La actual Ley 2/2006 de 14 de junio, de derecho Civil de Galicia establece las siguientes normas:

  • Definición: A diferencia de la Ley de 24 de mayo de 1995, la Ley actual no define la legítima, pasando directamente a indicar quienes son legitimarios: art. 238 de Ley 2/2006 de 14 de junio:
Son legitimarios: 1.º Los hijos y descendientes de hijos premuertos, justamente desheredados o indignos. 2.º El cónyuge viudo no separado legalmente o de hecho.

Obsérvese que ya no son legitimarios los ascendientes; en cambio, sí lo será la pareja estable que reúna los requisitos exigidos por la Disposición Adicional Tercera de la Ley 2/2006 de 14 de junio, de Derecho Civil de Galicia, que dice:

A los efectos de aplicación de la presente Ley se equiparan al matrimonio las relaciones maritales mantenidas con intención o vocación de permanencia, con lo cual se extienden, por tanto, a los miembros de la pareja los derechos y obligaciones que esta Ley reconoce a los cónyuges.Tendrá la consideración de relación marital análoga al matrimonio la formada por dos personas que lleven conviviendo al menos un año , pudiéndose acreditar tal circunstancia por medio de la inscripción en el registro, manifestación expresa mediante acta de notoriedad o cualquier otro medio admisible en derecho. En caso de tener hijos en común será suficiente con acreditar la convivencia.

Por otro lado, dada la figura de la apartación, el legislador dispone en el art. 239 de Ley 2/2006 de 14 de junio:

A pesar de no tener la condición de legitimarios, los apartados, los que repudiaran el llamamiento legitimario, así como sus descendientes, hacen número para el cálculo de las legítimas.
Legítima de descendientes

Son legitimarios los hijos sobrevivientes y además los hijos de los hijos premuertos, de los hijos justamente desheredados o de los hijos indignos.

Cuantía:

Conforme al art. 243 de Ley 2/2006 de 14 de junio:

Constituye la legítima de los descendientes la cuarta parte del valor del haber hereditario líquido que, determinado conforme a las reglas de esta sección, se dividirá entre los hijos o sus linajes.

Intangibilidad de la legítima

Dice el art. 241 de la Ley 2/2006 de 14 de junio:

Dejando a salvo el usufructo del cónyuge viudo ordenado con arreglo a la presente ley, no podrán imponerse sobre la legítima cargas, condiciones, modos, términos, fideicomisos o gravámenes de clase alguna. Si los hubiera se tendrán por no puestos.»

Y concluye el art. 242 de Ley 2/2006 de 14 de junio:

Salvo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA