Renuncia en documento privado al ultradimidium o engany a mitges

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
RESUMEN

Modelo de documento privado que tiene por objeto renuncia a la lesió ultradimidium o "engany a mitges".

 
EXTRACTO GRATUITO

Contenido
  • 1 Modelo
  • 2 Comentario
  • 3 Jurisprudencia citada
  • 4 Legislación citada
Modelo

En *, a **

R E U N I D O S:

De una parte,

DON *, mayor de edad, *, vecino de *, con domicilio en * y D.N.I./NIF *.

Y de otra parte,

DON *, mayor de edad, *, vecino de *, con domicilio en * y D.N.I./NIF *.

De vecindad civil catalana, sujetos al régimen de separación de bienes.

Intervienen en su propio nombre y derecho.

Se reconocen con capacidad para este acto y DICEN Y PACTAN:

I.- En escritura autorizada por el Notario de *, Don *, el día * de * , Don ha vendido a Don *, por el precio, pactos y condiciones que en dicha escritura se expresan, la siguiente Finca: (Descripción)*.

II.- En este acto Don * manifiesta que renuncia expresamente al beneficio de rescisión por lesión ultradimidium, obligándose a no impugnar la expresada venta.

Así lo dicen y pactan y, en prueba de ello, lo firman por duplicado, en el lugar y en la fecha al principio expresados.

Comentario

Modelo de documento privado de renuncia a impugnar una venta por el precio satisfecho.

El Articulo 321 de la Compilación de Derecho Civil de Cataluña regula la rescisión por lesión, que se aplica a la compraventa, permuta y otros contractos de carácter onerosos, en los que el transmitente haya padecido una lesión o perjuicio en más de la mitad de su justo valor.

El art. 322 dispone:

«La acción rescisoria a que se refiere el artículo anterior es de naturaleza personal, transmisible a los herederos, y caduca a los cuatro años de la fecha del contrato. Sólo será renunciable después de celebrado el contrato lesivo, excepto en Tortosa y su antiguo territorio, donde la renuncia podrá hacerse en el mismo contrato».

Lo que caracteriza a esta figura es su carácter objetivo; la Sentencia de TSJ Cataluña (Barcelona) de 23 de enero de 2012 [j 1] con referencia a la Compilación y con citas a sentencias anteriores, dice:

«su artículo 321 configura la rescisión por lesión en base a unos criterios eminentemente objetivos, puesto que, según el precepto, son rescindibles los contratos en los cuales el enajenante haya sufrido lesión en más de la mitad del justo precio, aunque en el contrato concurran todos los requisitos necesarios para su validez, es decir, el contrato es rescindible si existe lesión en más de la mitad del justo precio , con independencia de que el enajenante se encuentre o no en estado de necesidad y con independencia, también, de que haya intervenido o no un vicio...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS