Previsiones estatutarias en las sociedades anónimas

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
RESUMEN

Las diversas posibilidades que pueden ser previstas en los Estatutos de una Sociedad Anónima. Normas imperativas y normas supletorias.

 
EXTRACTO GRATUITO

Contenido
  • 1 Nota
    • 1.1 Novedad
  • 2 AUTONOMIA DE LA VOLUNTAD
  • 3 I.- PREVISIONES ESTATUTARIAS NECESARIAS
  • 4 II.- PREVISIONES ESTATUTARIAS POSIBLES
  • 5 III.- SUPUESTOS QUE PUEDEN REGULARSE
  • 6 IV.- NORMAS IMPERATIVAS
  • 7 Jurisprudencia citada
  • 8 Legislación citada
Nota

Versión actualizada teniendo en cuenta la Ley de Sociedades de Capital y, en su caso, las modificaciones de esta Ley por leyes posteriores. Puede consultarse el tema Modificaciones de la LSC por leyes posteriores.  Manuel Faus. Introducción a las sociedades mercantiles.  2014-05-15.

Procede destacar como más reciente la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, que entra en vigor, especialmente:

  • El 1-01-2016 en cuanto a la nueva redacción de los artículos 107,124,128, 264, 265, 266, 267, 270, 308, 353, 354, 355, 417 y 505 de la LSC. (En especial se sustituye en varios casos la intervención de un auditor por un experto independiente).

Y con efectos el 17 de junio de 2016: la nueva redacción de los artículos 257, 260, 261, 279 y art.529 quaterdecies y suprime el apartado 4 del 273, todos de la LSC. (En especial se modifica materia de las cuentas anuales).

Novedad

Procede destacar la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo que ha dado nueva redacción a varios artículos de dicha Ley, interesando, además de numerosas normas sobre las sociedades anónimas cotizadas, el art. 160 sobre la competencia de la Junta General, el nuevo art. 197 bis sobre la exigencia de votación separada (para el nombramiento, ratificación, reelección o separación de cada administrador y la modificación de estatutos), el art. 201 sobre las mayorías de las sociedades anónimas, (que en especial debe tenerse en cuenta en la redacción de los estatutos de dichas sociedades a contar del 24-12-2014), los arts. art. 217 a art. 219 sobre remuneración de los administradores, el art. 249 sobre delegación de facultades por el Consejo y el nuevo art. 249 bis sobre las facultades indelegables (a tener muy también en cuenta si hay Consejo y se delegan facultades en la Escritura de constitución o en acuerdo posterior del consejo).

AUTONOMIA DE LA VOLUNTAD

El artículo 28 de la Ley de Ley de Sociedades de Capital (antes art. 10 de la LSA) proclama: «'Autonomía de la voluntad. En la escritura y en los estatutos se podrán incluir, además, todos los pactos y condiciones que los socios fundadores juzguen conveniente establecer, siempre que no se opongan a las leyes ni contradigan los principios configuradores del tipo social elegido.».

Observemos la expresión: siempre que no opongan a las leyes ni contradigan los principios configuradores del tipo elegido, en este caso la sociedad anónima.

La importancia de lo que se haya previsto en los estatutos es puesta de relieve por la Resolución de la DGRN de 20 de diciembre de 2013 [j 1], ya que las normas estatutarias de toda sociedad de capital deben ser cumplidas so pena de nulidad de cualquier acuerdo que las contravenga.

Pero hay varias situaciones posibles: en efecto, hay determinadas normas que deben estar previstas obligatoriamente en los estatutos (son requisito de validez y, por tanto de inscripción); hay otros supuestos en lo que la ley, salvo que otra cosa dispongan los estatutos, fija ya la norma (por tanto, son casos en los que los estatutos pueden modificar la previsión legal); hay otros casos en los cuales para que una determinada norma o supuesto se apliquen deberá haber estado prevista en lo estatutos (si no hay previsión en los estatutos, no se da el supuesto y, por ende, no hay regla legal supletoria) y finalmente, otras normas imperativas que los estatutos no pueden alterar (requisitos de validez y, por tanto, de inscripción).

De ahí, los siguientes supuestos:

I.- PREVISIONES ESTATUTARIAS NECESARIAS

Conviene advertir que hay cuestiones que los estatutos han de regular:

Contenido mínimo de los estatutos: así, por ejemplo, de acuerdo con el art. 23 de la Ley de Sociedades de Capital (antes art. 9 de la LSA), en los estatutos necesariamente debe constar:

«a).- La denominación de la sociedad.

b).- El objeto social, determinando las actividades que lo integran.

c).- El domicilio social.

d).- El capital social, las participaciones o las acciones en que se divida, su valor nominal y su numeración correlativa.

.... Si la sociedad fuera anónima expresará las clases de acciones y las series, en caso de que existieran; la parte del valor nominal pendiente de desembolso, así como la forma y el plazo máximo en que satisfacerlo; y si las acciones están representadas por medio de títulos o por medio de anotaciones en cuenta. En caso de que se representen por medio de títulos, deberá indicarse si son las acciones nominativas o al portador y si se prevé la emisión de títulos múltiples.

e). (aplicable por la Ley 25/2011, de 1 de agosto, de reforma parcial de la Ley de Sociedades de Capital a todas las sociedades de capital: el modo o modos de organizar la administración de la sociedad, el número de administradores o, al menos, el número máximo y el mínimo, así como el plazo de duración del cargo y el sistema de retribución, si la tuvieren.

En las sociedades comanditarias por acciones se expresará, además, la identidad de los socios colectivos.»

f).- El modo de deliberar y adoptar sus acuerdos los órganos colegiados de la sociedad».

El artículo 115 del Ley de Sociedades de Capital dice: «Para su inscripción en el Registro Mercantil, los estatutos de la sociedad anónima deberán expresar las menciones que se recogen en los artículos siguientes».

-. Sobre la denominación, dice el ARTÍCULO 116 del RRM: «En los Estatutos se consignará la denominación de la sociedad, con la indicación Sociedad Anónima o su abreviatura S. A.. Tratándose de sociedad anónima europea la sigla SE deberá constar delante o detrás de su denominación».

Recordemos que no puede adoptarse un denominación idéntica a la de otra sociedad y la necesidad, como recuerda la resolución de la DGRN de 14 de mayo de 2007 [j 2], de incluir la indicación de la forma social (esta resolución trata de un supuesto en que se adopta como denominación el nombre y apellido de una conocida obra de arte de hace 500 años....)

El Real Decreto 158/2008, de 8 de febrero ha modificado, entre otros, el art.414.1 del Reglamento del Registro Mercantil, al ampliar el plazo tradicional de dos meses de vigencia de la certificación a tres meses, diciendo: «la certificación negativa tendrá una vigencia de tres meses contados desde la fecha de su expedición por el Registrador Mercantil Central. Caducada la certificación, el interesado podrá solicitare una nueva con la misma denominación. A la solicitud deberá acompañar la certificación caducada».

El 13 de septiembre de 2015 entra en vigor el Real Decreto 421/2015, de 29 de mayo, por el que se regulan los modelos de estatutos-tipo y de escritura pública estandarizados de las sociedades de responsabilidad limitada; afecta a las sociedades anónimas la referencia a la Bolsa de denominaciones; dice el articulo 9:

Artículo 9 Bolsa de denominaciones sociales con reserva. El Registro Mercantil Central será responsable de generar y mantener, bajo la supervisión de la Dirección General de los Registros y del Notariado, la Bolsa de denominaciones sociales con reserva.

Generará aleatoriamente y mantendrá actualizada, con los filtros adecuados para eliminar denominaciones inutilizables, una bolsa de, al menos, 1.500 denominaciones sociales, que podrá ser consultada electrónicamente de forma gratuita.

Cada una de las denominaciones sociales de dicha bolsa requerirá, antes de su publicación electrónica, de la previa calificación de su idoneidad por el registrador encargado del Registro Mercantil Central.

El Registro Mercantil Central expedirá certificación electrónica negativa, dotada de Código Seguro de Verificación, de cada una de las denominaciones sociales de la bolsa.

Previa cumplimentación del formulario de solicitud y satisfechos los derechos arancelarios correspondientes a una certificación, podrá seleccionarse por el interesado alguna denominación de entre las disponibles y descargarse la correspondiente certificación electrónica acreditativa de la inexistencia de entidad con idéntica denominación. La asignación de la denominación a través de la Bolsa de denominaciones tendrá la misma vigencia que la certificación negativa de denominaciones. Este trámite podrá ser realizado, igualmente, a través de los Puntos de Atención al Emprendedor.

El interesado podrá dirigirse a cualquier oficina del Registro Mercantil para obtener documento en papel acreditativo de la selección de una denominación de las incluidas en la Bolsa de denominaciones.

-. Sobre el objeto social, dice el ARTÍCULO 117 del RRM: «1.- El objeto social se hará constar en los estatutos determinando las actividades que lo integren. 2.- No podrán incluirse en el objeto social los actos jurídicos necesarios para la realización o desarrollo de las actividades indicadas en él. 3.- En ningún caso podrá incluirse como parte del objeto social la realización de cualesquiera otras actividades de lícito comercio ni emplearse expresiones genéricas de análogo significado.».

Proponemos la siguiente previsión en los estatutos a redactar: «Si alguna de las actividades enumeradas, así lo precisare, deberá ser ejercitada a través de profesionales con la titulación adecuada o, en su caso, deberá ser ejercitada previas las correspondientes autorizaciones o licencias administrativas». Esta norma propuesta fue admitida por la Resolución de la DGRN de 18 de febrero de 2001 [j 3]».

Y los estatutos propuestos por la DGRN con ocasión de la sociedad Limitada Nueva Empresa dicen literalmente: «Si alguna de las actividades enumeradas, así lo precisare,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS