Impugnación de sentencia absolutoria por delito de lesiones por imprudencia grave

Autor:Caminals & Abogados
RESUMEN

Las sentencias dictadas por el Juez de lo Penal son recurribles en apelación ante la Audiencia Provincial, al amparo del artículo 790 siguientes y concordantes de la L.E.Crim.

 
EXTRACTO GRATUITO

Juzgado de Instrucción núm. ____ Procedimiento Abreviado núm. ____

AL JUZGADO DE LO PENAL Nº __

PARA LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE ____

DON _______, Procurador de los Tribunales, en nombre y representación de don ________, como así consta en el procedimiento al margen referenciado, ante el Juzgado comparezco y como mejor en derecho proceda D I G O:

Que en fecha _____ me ha sido notificada Sentencia de fecha __ del mismo mes y año en la que se absuelve a ______ de la responsabilidad penal solicitada por los hechos denunciados y absuelve de responsabilidad civil a la compañía “________“.

No encontrando dicha resolución ajustada a derecho vengo a interponer contra la misma en tiempo y forma RECURSO DE APELACIÓN de conformidad con lo establecido en el artículo 790 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, sobre la base de las siguientes,

A L E G A C I O N E S

PRIMERA: ERROR EN LA APRECIACION DE LA PRUEBA

El hecho probado tercero de la sentencia impugnada es del siguiente tenor literal:

En cuanto a la dinámica del accidente, siendo de noche, con poca luminosidad, y situándonos en la foto nº 4 de las aportadas al juicio (y para una mayor comprensión), el perjudicado pretendía atravesar la carretera desde donde está la señal del Km. 6, hasta llegar al arcén del carril contrario, con objeto de coger el autobús urbano con dirección a ___ (y procedente de ____), cuya parada más próxima estaba situada en tramo de carretera recto, a a 100 metros de distancia y hacia arriba (dirección ____)”.

El Fundamento de Derecho Tercero, a su vez, manifiesta: “En cuanto al hecho probado tercero, se deduce del atestado, de la declaración en juicio de las partes y de la del funcionario ____ de la Guardia Civil de Tráfico, que actuó como testigo. No ha llegado a acreditarse que el denunciado circulara con exceso de la velocidad permitida, de hecho, no constan huellas de frenada, y tales huellas podrían ser exponente de velocidad excesiva, si existieran. Ciertamente, no había ningún paso de peatones, pero el peatón perjudicado tal vez hubiera evitado el atropello si hubiera atravesado las calzadas por el punto más próximo a donde estaba la parada del autobús que pensaba tomar, y que estaba a 100 metros de donde cruzó, y en tramo recto, que le permitiría ver mejor a derecha- izquierda. La situación de la parada de autobús la expuso el agente de la Guardia Civil. No llevando el peatón ropas reflectantes, e irrumpiendo repentinamente en la calzada cuando pasaba el vehículo, -poco o nada- pudo hacer el conductor denunciado, para evitar el atropello.”

Según constante Jurisprudencia de las Audiencias Provinciales y de nuestro Tribunal Supremo, para estimar error en la apreciación de la prueba es preciso que haya en autos alguna prueba que acredite un dato de hecho contrario a aquello que se ha fijado como probado en la sentencia que se recurre, que tal prueba acredite la equivocación del Juzgador de Primera Instancia, y que la misma no esté en contradicción con otros elementos de prueba. Es necesario, asimismo, que el dato de hecho contradictorio así acreditado tenga virtualidad para modificar los pronunciamientos del fallo.

Asimismo, destaca dicha línea jurisprudencial que la convicción del Juzgador debe asentarse sobre una firme y sólida base fáctica y un lógico proceso argumental para obtener, por las vías indirectas de la deducción valorativa de los hechos, un juicio fundado que no rompa con la necesaria armonía que debe presidir todo proceso deductivo no exento de pautas y directrices de rango objetivo".

El recurso que nos ocupa, tras un detenido examen de las actuaciones, consideramos que se ha producido un manifiesto error del juzgador a quo que hace necesario, con criterios objetivos y sin el riesgo de incurrir en discutibles y subjetivas interpretaciones del componente probatorio existente en los autos, una modificación de la realidad fáctica establecida en la resolución apelada.

Obra en las actuaciones una serie de datos objetivos que ponen de relieve el error valorativo del Juzgador, los cuales reseñamos a continuación.

En primer lugar, en cuanto a la dinámica del accidente, efectivamente, mi representado pretendía atravesar la carretera desde el punto kilométrico ___ de la carretera ___ sentido ____, para alcanzar el arcén del carril contrario, al objeto de coger el autobús urbano con dirección a ____, cuya parada más próxima estaba situada en tramo de carretera recto, a 100 metros de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA