Contestación a la demanda de nulidad de matrimonio canónico

Autor:vLex
RESUMEN

Contestación con oposición para que se se desestime la demanda de nulidad del matrimonio canónico.

 
EXTRACTO GRATUITO

AL TRIBUNAL ECLESIÁSTICO DIOCESANO DE ________ [ciudad] 

Don/Dña. _____________, Procurador/a de los Tribunales, en nombre y representación de Don/Dña. _________________, representación que acredito mediante Acta de mandato procuratorio que acompaño a este escrito como Documento nº1, y bajo la dirección letrada de Don/Dña. ____________, abogado/a inscrito/a en el Iltre. Colegio de Abogados de ________, con número de colegiación _________, ante el Venerable Tribunal comparezco y como mejor proceda en derecho, DIGO: 

Que en la representación que ostento formulo CONTESTACIÓN A LA DEMANDA DE NULIDAD del matrimonio canónico interpuesta por Don/Dña. ____________, mayor de edad, con D.N.I. _____ y domicilio a efectos de notificaciones en _________ [ciudad], calle ________, núm. ____, contra mi mandante Don/Dña. __________, mayor de edad, con D.N.I. _________, y domicilio a efectos de notificaciones en _________ [ciudad], calle ________, núm. ____, en base a los siguientes, 

HECHOS 

PRIMERO.- Que en fecha ____ de ____ de _____, en la Parroquia de _______________, en la ciudad de ____________, ante el Párroco/Ordinario del Lugar [o el sacerdote o diácono delegado por uno de ellos] Don ______________, quien asistió la celebración del matrimonio canónico contraído por mi mandante Don/Dña. ____________ y el/la demandante Don/Dña. _____________, ante la presencia de Don/Dña. ____________, mayor de edad, con D.N.I. _____ y domicilio a efectos de notificaciones en _________ [ciudad], calle ________, núm. ____ y Don/Dña. ____________, mayor de edad, con D.N.I. _____ y domicilio a efectos de notificaciones en _________ [ciudad], calle ________, núm. ____, quienes asistieron como testigos. 

Se adjunta como documento acreditativo de la celebración del matrimonio, acta de matrimonio, como documento nº2. 

SEGUNDO.- Que ambos contrayentes contrajeron matrimonio sin impedimentos dirimentes, con uso de razón, sin defecto de discreción de juicio acerca de sus derechos y deberes esenciales que mutuamente dieron y aceptaron, sabiendo que el matrimonio es un consorcio permanente entre un varón y una mujer, ordenado a la procreación de la prole mediante una cierta cooperación sexual,  sin error acerca de la persona o cualidad de la persona con la que contraían matrimonio, y en definitiva, siendo conocedores de todo cuanto debe anteceder para la fructosa celebración litúrgica del matrimonio, siendo éste un consorcio permanente (c. 1096 del Código Canónico) perpetuo y exclusivo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA