Demanda de juicio ordinario en acción individual de nulidad de condiciones generales de la contratación. Nulidad de cláusula multidivisa

Autor:M. Paz Cano Sallares
Cargo del Autor:Abogada
RESUMEN

Modelo de demanda ejercitando acción individual de nulidad de condiciones generales de la contratación. Hipoteca multidivisa. Nulidad de la opción multidivisa y otras cláusulas. Adaptada a la Sentencia del TJUE de 3 de octubre de 2019 (Asunto C-260/18). Sentencia del TS núm. 566/2019 de fecha 25 de octubre, STS núm. 439/2019 de fecha 17 de julio, STS número 158/2019 de fecha 14 de marzo de 2019.... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

AL JUZGADO

D./Dª. …………………., Procurador/a de los tribunales, en nombre y representación de …………………………….., según escritura de poder que se acompaña para su unión a los autos/designa apud acta que se otorgara cuando para ello sean requeridos, y bajo la asistencia letrada de D./Dª. ……………………, ante el Juzgado comparezco y como mejor en derecho proceda, DIGO:

Que mediante el presente escrito interpongo DEMANDA DE JUICIO ORDINARIO EN ACCIÓN INDIVIDUAL DE NULIDAD DE CONDICIONES GENERALES DE CONTRATACIÓN.

La DEMANDADA es la entidad ……. y oficina abierta en ………….. [oficina de los titulares].

El domicilio de mis representados, a los efectos de competencia territorial del juzgado uniprovincial al que me dirijo, es el siguiente:

…………………………

Todos ellos en la provincia de ………………..

Fundamento la presente demanda en base a los siguientes hechos y fundamentos de derecho:

HECHOS

PRIMERO.– CONTRATO

Mis representados suscribieron con la entidad ………………… SA el siguiente contrato:

Escritura de préstamo hipotecario de fecha ………

Préstamo hipotecario otorgado ante el Notario de ………. DON …………….., bajo el número …………….. del protocolo de este último.

El referenciado contrato contiene las siguientes condiciones:

Capital prestado: ………….-€ que se ingresan -también en euros- en la cuenta convertidos en ………...-yenes según contravalor del segundo día hábil anterior a la firma.
Tipo de interés: El tipo de interés inicial ……….% únicamente el primer mes.
Variable: LIBOR más …… punto de diferencial Para el supuesto de divisa euro el índice será el EURIBOR y diferencial pactado de …… puntos.
Multidivisa: Plazo: ………… Amortización a ……… años

Se acompaña como documento núm. 1 copia de la escritura de préstamo hipotecario, señalando como ubicación de los originales para el supuesto de que esta fuera impugnada de contrario, los protocolos de los referidos notarios.

SEGUNDO.- CONDICIÓN DE CONSUMIDOR Y USUARIO DEL ACTOR. PERFIL DEL DEMANDANTE

De conformidad con el artículo 3 Del RDL 1/2007 de 16 de noviembre por la que se aprueba el Texto refundido de la Ley general para la defensa de los consumidores y usuarios y otras leyes complementarias, y el Art. 2.b) de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, mis clientes, como personas físicas que actúan en un ámbito ajeno a su actividad empresarial o profesional, tienen la condición de consumidores.

Mis representados son:

…………., cursó estudios …………. Siempre ha trabajado en el sector ……... Actualmente …….

……………., tiene estudios ……….., sin profesión especial.

Ninguno de ellos tiene conocimientos financieros y mucho menos sobre funcionamiento del mercado de divisas, siendo claramente clientes minoristas.

Nunca han percibido retribución alguna en divisas y no disponen ni han dispuesto de productos bancarios que entrañen ningún tipo de riesgo financiero, únicamente productos de ahorro y, en cualquier caso, nunca han suscrito productos en divisas. Ni tienen, ni se les ofreció abrir cuenta en divisas.

TERCERO.- CONTRATO DE ADHESIÓN CON CONDICIONES GENERALES

Nos hallamos ante un contrato de adhesión con condiciones generales, no negociadas individualmente y cuya incorporación al contrato ha “sido impuesta por una de las partes, habiendo sido redactadas con la finalidad de ser incorporadas a una pluralidad de contratos”, supuesto que de conformidad con el artículo 59 del TRLCYU queda sometido, no solo a la Ley 7/1998 sobre Condiciones Generales de la Contratación, sino también a la normativa específica de consumidores.

Asimismo, tal y como contempla el artículo 1 de la Ley 7/1998 LCGC, “El hecho de que ciertos elementos de una cláusula o que una o varias cláusulas aisladas se hayan negociado individualmente no excluirá la aplicación de esta Ley al resto del contrato si la apreciación global lleva a la conclusión de que se trata de un contrato de adhesión.”

CUARTO.- CLÁUSULA MULTIDIVISA

La característica principal de la hipoteca multidivisa es que se trata de un producto bancario formalizado en una divisa – de entre varias posibles- sobre la que se referenciarán el capital y las cuotas de amortización del préstamo.

A diferencia de la mayoría de los préstamos hipotecarios en los que se suele utilizar el EURIBOR, en las hipotecas multidivisa habitualmente se aplica el índice LIBOR; referenciado a la tasa de interés interbancaria del mercado de Londres.

La utilización de una divisa distinta al euro comporta que todos los elementos del préstamo se calculen en referencia a esa variable, por lo que la posible fluctuación de la divisa no afectará únicamente a las cuotas de capital que se paguen periódicamente, sino que también afectará al capital pendiente de amortización.

Consecuentemente, tal y como se reconoce desde las Sentencias del Tribunal Supremo de 30 de junio de 2015 y de 15 de noviembre de 2017, y se reitera en las posteriores resoluciones, existe la posibilidad de que, en el futuro, el capital pendiente del consumidor sea superior al préstamo inicial a pesar de haber asumido el pago de las cuotas correspondientes, lo que sucederá cuando la divisa seleccionada se haya encarecido respecto al euro.

Por lo tanto, nos hallamos ante una situación en la que participan muchos factores lo que conlleva a considerar el producto como complejo no desde un punto de vista financiero, ni sujeto a normativa de la LMV, sino desde un punto de vista práctico y de especial entidad cuando se destina a clientes que tienen un absoluto desconocimiento del funcionamiento de las divisas o, cuanto menos, no están habituados al trato con otras monedas y su moneda funcional es el euro.

En base a lo anterior, detallaremos ciertos aspectos esenciales de este tipo de préstamo:

4.1. RIESGOS DEL PRÉSTAMO MULTIDIVISA:

En este tipo de préstamos influyen múltiples factores que acrecientan el riesgo para el prestatario:

  1. En primer lugar, la depreciación del euro frente al yen o la divisa seleccionada; que es un hecho que puede ser previsible para las entidades bancarias, pero no accesible previamente para el consumidor, salvo que la propia entidad diera al cliente la información adecuada, con la antelación suficiente.

  2. La continua fluctuación de las divisas requiere un recálculo constante del capital y de las cuotas. Hecho igualmente fácil para la entidad que puede hacer de forma automática, pero de muy difícil control para el prestatario cuando éste es consumidor y cuando su préstamo se referencia mes a mes.

  3. En tercer lugar, la utilización de un índice de referencia inusual como el Libor, tampoco facilita al consumidor el cálculo de las cuotas y capital pendiente de amortizar pues su publicación no goza de tanta repercusión pública como la que tiene el Euribor.

  4. Finalmente es de destacar que la compra de un activo que se hipoteca, con esta modalidad, tiene una dificultad añadida cual es la correlación entre el activo financiado y el pasivo contraído. Dos variables que pueden seguir caminos muy distintos: si observamos los últimos años, mientras que los inmuebles en España han sufrido una fuerte depreciación (activo adquirido), las divisas utilizadas en este tipo de hipotecas se han apreciado por el cambio de divisa, lo que provoca que el prestatario deba abonar cuotas más elevadas y su deuda se pueda haber visto incrementada (pasivo contraído).

  5. En definitiva, y lo que es más grave, el capital y las cuotas -pero especialmente el contravalor en euros del capital pendiente de amortizar- pueden variar al alza en lugar de verse minorados por el pago de las cuotas hipotecarias.

4.2. DESEQUILIBRIO ENTRE LAS PARTES:

Frente los riesgos y dificultades que hemos explicado para el prestatario son de destacar que la entidad dispone no solo de más información sino de medios financieros para evitar los riesgos, lo que deja a las partes en una posición absolutamente desequilibrada en cuanto a su capacidad de negociación, al acceso a la información y, en definitiva, respecto de los riesgos asumidos:

Acceso a la información:

Las entidades disponen de mecanismos para conocer el estado de las divisas y su previsible fluctuación con la suficiente anterioridad como para advertir a los clientes, antes y durante la vida del contrato.

[OPCIÓN EN ATENCIÓN FECHA OTORGAMIENTO] Queremos dejar constancia que en el momento en que se suscribió el préstamo hipotecario objeto del presente procedimiento, la crisis en España ya era una realidad. Pero esa realidad era conocida por las entidades financieras mucho antes, tras los hechos acaecidos en agosto de 2007, fecha señalada como el inicio de la crisis económica a escala mundial, en la que se producen las primeras quiebras de entidades financieras estadounidenses, y afectando ya ese año a algunos bancos europeos.

En definitiva, con la crisis de las hipotecas subprime iniciada en 2007 la previsión de la depreciación del Euro tenía que ser mucho más que una evidencia para las entidades.

Operaciones que compensan el riesgo:

También es destacable el hecho de que las entidades disponen de operativa internacional lo que, por medio de “operaciones espejo”, les permite eliminar totalmente el riesgo de fluctuación de las divisas ya que éste queda compensando entre operaciones realizadas en las diferentes monedas. Técnicamente las entidades no precisan comprar divisas para dotar los préstamos otorgados.

Derecho de ampliar garantías o cobrar excesos de capital:

La entidad se reserva para el supuesto de una fuerte fluctuación de la divisa que incida en el capital pendiente o incluso en la depreciación del valor de la garantía, la posibilidad bien de reconvertir el préstamo a euros, bien poder exigir la cancelación del exceso de capital sobre el inicialmente concedido, bien a la exigencia de ampliación de garantías.

Riesgo de incumplimiento:

Y, finalmente, frente al riesgo de impago que en teoría asume la entidad bancaria, no solo queda garantizado con la hipoteca sobre el bien inmueble, por los intereses de demora y por la comisión por posiciones deudoras, sino...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA