Declaración responsable obra menor no sujeta a licencia

Autor:Alberto Palomar Olmeda y Javier Vázquez Garranzo
RESUMEN

La declaración responsable es el documento suscrito por un interesado en el que manifiesta, bajo su responsabilidad, que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para obtener el reconocimiento de un derecho o facultad o para su ejercicio, que dispone de la documentación que así lo acredita, que la pondrá a disposición de la Administración cuando le sea requerida, que la... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

TEXTO DEL FORMULARIO

Tal como establece la Ley 39/2015, las Administraciones Públicas tendrán permanentemente publicados y actualizados modelos de declaración responsable y de comunicación previa, fácilmente accesibles a los interesados (art. 69.5). Podemos señalar algunos ejemplos:

http://www.elpuertodesantamaria.es/pub/bandos/ordmun/2012/ordlicencias_doc/MO09.pdf

http://www.zaragoza.es/ciudad/encasa/detalle_Tramite?id=3307

https://sede.valencia.es/sede/registro/procedimiento/WEB_ASSET_1_20120000010504

https://www.valladolid.gob.es/es/tramites-servicios/impresos-solicitud-tramites

https://granada.org/inet/ventanilla.nsf/0a1cdf6d9f119539c12573f600498002/9008ba6a303edecfc1257ab70044a8c5!OpenDocument

COMENTARIO

Están sujetos a previa licencia urbanística todos los actos de edificación y uso del suelo y del subsuelo (parcelaciones urbanísticas; movimientos de tierra; obras de nueva planta; modificación de la estructura o el aspecto exterior de las edificaciones existentes; primera utilización de los edificios y la modificación del uso de los mismos; demolición de las construcciones; colocación de carteles de propaganda visibles desde la vía pública; etc.).

Numerosa jurisprudencia señala que para la calificación de las obras como menores hay que atender a la escasa entidad cualitativa o cuantitativa de la actuación. No pueden aplicarse criterios abstractos sino que debe acudirse al caso concreto, si bien como criterio orientativo puede afirmarse que serán aquellas que no afecten a la estructura de la edificación, caracterizadas por su escasa entidad económica y por su sencillez técnica que les exime de la necesidad de proyecto técnico, dirigidas a la simple reparación, decoración, ornato o cerramiento. Se pueden incluir en este concepto obras tales como el revoco y enlucido de tabiques, la sustitución de pavimentos, el retejado y la reparación de cubiertas y azoteas, el cierre y vallado de fincas particulares, las reposiciones de pavimento de la vía pública, la colocación de vallas, la instalación de toldos y marquesinas y otras obras análogas.

Se entiende por obra menor cualquiera de las actuaciones de construcción, edificación, uso o transformación del suelo o del subsuelo que se enumeran en las correspondientes Ordenanzas Reguladora de Licencias Urbanísticas, Declaraciones Responsables, Comunicaciones Previas y Otros Actos Urbanísticos Municipales.

En todo caso, se consideran como obras menores aquellas obras de modificación, reforma o rehabilitación de un edificio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA