Acta intervención, Memorándum de instrucciones y Anexo

RESUMEN

Modelo de acta de intervención por la administración concursal en un concurso de acreedores voluntario.

 
EXTRACTO GRATUITO

Administración Concursal de ....................................................... declarada en concurso de acreedores voluntario con nº de autos …………/20………. de procedimiento abreviado/ordinario que se sigue ante el Juzgado de lo Mercantil nº…. de ………..

ACTA DE INTERVENCIÓN, MEMORÁNDUM DE INSTRUCCIONES GENERALES Y REQUERIMIENTO DE DOCUMENTACIÓN A APORTAR POR LA CONCURSADA, En ……………., a …………. de …………….. de 20…...

En ………………., , con la asistencia de don ……………….., administrador social, acompañado del Letrado de la compañía don ……………….., y la del propio Administrador Concursal, ……………….., se inicia la reunión a las …………. horas, previa introducción, entre otros, de la siguiente:

Información general introductoria:

La declaración de concurso no interrumpe, por sí sola, el ejercicio de la actividad profesional o empresarial del deudor, sin perjuicio de los efectos que se producen sobre las facultades patrimoniales de éste; así pues, por medio de la presente Acta, esta Administración Concursal nombrada en virtud de auto de declaración de concurso de fecha …………. de ………….. de 20…. dictado por el Juzgado Mercantil nº ….. , pone en conocimiento del administrador social una serie de normas básicas de actuación que deben seguirse ya en adelante y durante la tramitación del presente expediente concursal en tanto en cuanto persista el régimen de intervención de facultades acordado en el referido Auto. Y, ello, sin perjuicio de los requerimientos verbales o escritos que este órgano administrador efectúe en lo sucesivo a lo largo del procedimiento.

Asimismo, por este mismo acto se requiere en el Anexo I, formando parte íntegra de este Memorándum, una relación enunciativa, no exhaustiva ni limitativa, de documentación e información que debe ser proporcionada por la concursada a esta Administración Concursal en el PLAZO MÁXIMO DE DIEZ DÍAS NATURALES -con la salvedad hecha en el propio anexo respecto de la documentación contable y que deberá ser entregada en el plazo máximo de cinco días-.

Esta serie de documentación e información deberá ser proporcionada de manera ordenada, suficientemente identificada y en unidad de acto -ni dispersa, ni parcial, ni a destiempo- en la forma y modo especificados en el citado Anexo. Se advierte expresamente que esta Administración Concursal no reiterará los requerimientos y órdenes ya efectuados, siendo por lo tanto su cumplimiento de total responsabilidad de la concursada, sin necesidad de sucesivas reiteraciones o recordatorios por parte de este órgano administrador que, transcurrido el plazo sin haber recibido todo ello de forma completa, dará por incumplido el requerimiento.

Todo cuanto se señala y requiere en el presente Memorándum- así como en su inseparable Anexo I - es de obligado respeto y cumplimiento por la concursada y, en consecuencia, se advierte desde este momento que su falta de acatamiento podría acarrear o propiciar la concurrencia de alguna de las causas de culpabilidad enumeradas en los artículos 164 y 165 de la Ley Concursal, con todas las consecuencias que de ello se derivan.

Ello, sobre la base de cuanto prescribe el art. 42 de la Ley Concursal:

DEBER DE COLABORACIÓN

Los Administradores o Liquidadores y quienes hayan desempeñado estos cargos dentro de los dos años anteriores a la declaración de concurso, tienen el deber de colaborar e informar en todo lo conveniente para el interés del concurso, y el de comparecer ante el Juzgado y la Administración Concursal cuantas veces sean requeridos. Estos deberes alcanzan también a los apoderados del deudor y a quienes lo hayan sido dentro del período de dos años anteriores a la declaración del concurso.

Hechas estas advertencias, se relacionan a continuación las referidas pautas de actuación y requerimientos expresos -que serán reiterados y ampliados en el Anexo I- y que son:

1º.- FACULTADES DE ADMINISTRACIÓN Y DISPOSICIÓN.

En tanto en cuanto el Juzgado ante quien se tramita el presente procedimiento no acuerde un cambio de régimen, el deudor conserva las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, quedando sometido el ejercicio de éstas a la Administración Concursal, mediante su expresa autorización o conformidad (art. 40 LC). Ello implica que la concursada continúa conservando la administración de la empresa con todos los deberes y responsabilidades que ello conlleva; en general, la obligación de conservar y tutelar el patrimonio y los derechos de que la concursada sea titular y, en particular, seguir atendiendo todos sus deberes legales ya sean de índole tributaria, mercantil, societaria, fiscal, etc. y teniendo a la Administración Concursal debidamente informada de toda circunstancia que afecte a estos aspectos y recabando su debida autorización para los actos de disposición y los de mera administración con repercusión patrimonial.

Para la hipotética realización de operaciones que se aparten del objeto normal de la empresa (venta de inmuebles, maquinaria, stocks por debajo del precio de coste, etc) deberá la concursada informar de ello a esta Administración Concursal, formulando su propuesta y objeto, quien, en su caso, solicitará del Juzgado la autorización judicial previa si lo considerara preciso; los actos de disposición realizados en contravención de lo expuesto se considerarán nulos de pleno derecho, con todas las consecuencias que de la ley se deriven.

Se advierte de la imposibilidad de continuar utilizando las tarjetas de crédito de la empresa, si existieran, y de la obligación de cancelarlas y entregarlas a la Administración Concursal; no pudiéndose tampoco librar bajo ningún concepto cheques o efectos si no es con la autorización e intervención de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA