Cláusula de renuncia a la exención del IVA

Autor:Manuel Faus
Cargo del Autor:Notario
RESUMEN

Modelo de cláusula de renuncia a la exención del IVA.

 
EXTRACTO GRATUITO

Contenido
  • 1 Modelo de declaración
  • 2 Comentario
    • 2.1 Inversión del sujeto pasivo
    • 2.2 Regla práctica
    • 2.3 Problemas
    • 2.4 Tema concreto: Reparcelaciones
  • 3 Jurisprudencia citada
  • 4 Legislación citada
Modelo de declaración

Cuando los otorgantes de una escritura de transmisión onerosa de un inmueble desean acogerse a la exención del IVA (si, como se dirá, ello sea posible) debe incluirse en la escritura una cláusula, del estilo de la siguiente:

 «OBSERVACION FISCAL.La parte compradora declara en este acto su condición de sujeto pasivo del IVA soportado por las adquisiciones de bienes inmuebles, con derecho a la deducción total de mismo y a su vez, la parte vendedora, que asevera, bajo su responsabilidad, ser sujeto pasivo del I.V.A. comunica a la adquirente su renuncia a la exención del IVA aplicable a la presente transmisión, según lo dispuesto en el artículo 20.2 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, por lo que cumpliéndose los requisitos contenidos en el artículo 8 de su Reglamento, conforme al art. 84 de la Ley del IVA la parte adquirente pasa a ser sujeto pasivo del IVA por lo que retiene el importe del *% (% del IVA correspondiente) del precio estipulado para su ingreso y/o compensación, en su caso.

Advertencia notarial: Hecha la advertencia de la inversión del sujeto pasivo del IVA, conforme a la Ley 7/2012, de 29 de octubre.

Comentario Inversión del sujeto pasivo

Hasta la Ley 7/2012, de 29 de octubre en los casos en que la operación no está sujeta a IVA, (por ejemplo segunda transmisión de una vivienda, ya que la primera transmisión, en el sentido cronológico y técnico, agota la repercusión del impuesto sobre el valor añadido) la parte adquirente, cuando era sujeto pasivo del IVA, deseaba que la operación tributare por IVA y no por Transmisiones Patrimoniales. Estamos, por lo tanto, en un caso, en el que, en principio, una operación no estaba sujeta a IVA, pero que se deseaba tributare por IVA, para poder compensarlo con el devengado.

Ahora la citada Ley 7/2012, de 29 de octubre ha modificado el art. 84 de la Ley 37/1992, del 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido que, en la parte que ahora interesa, dispone:

Uno. Serán sujetos pasivos del Impuesto:

1.º Las personas físicas o jurídicas que tengan la condición de empresarios o profesionales y realicen las entregas de bienes o presten los servicios sujetos al Impuesto, salvo lo dispuesto en los números siguientes.

2.º Los empresarios o profesionales para quienes se realicen las operaciones sujetas al Impuesto en los supuestos que se indican a continuación:

e) Cuando se trate de las siguientes entregas de bienes inmuebles:

?. Las entregas efectuadas como consecuencia de un proceso concursal.

? . Las entregas exentas a que se refieren los apartados 20.º y 22.º del artículo 20.uno en las que el sujeto pasivo hubiera renunciado a la exención. (supuesto de este formulario)

? . Las entregas efectuadas en ejecución de la garantía constituida sobre los bienes inmuebles, entendiéndose, asimismo, que se ejecuta la garantía cuando se transmite el inmueble a cambio de la extinción total o parcial de la deuda garantizada o de la obligación de extinguir la referida deuda por el adquirente. (aplicable en consecuencia a las daciones en pago cuando había garantía real y cuando el adquirente se obliga a pagar la deuda).

La explicación de este cambio viene en la Exposición de Motivos, que dice: «se establecen dos nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo en los citados casos de entregas de inmuebles. Por una parte, cuando se renuncie a la exención,Estos supuestos de inversión del sujeto pasivo se ajustan a lo establecido en la Directiva 2006/112/CE del Consejo, de 28 de noviembre de 2006 [j 1], relativa al sistema común del impuesto sobre el valor añadido. Con ello se pretende evitar el perjuicio que se produce a la Hacienda Pública cuando el IVA no se ingresa en el Tesoro y, a continuación, se solicita el aplazamiento o se declara el concurso de la entidad transmitente. El daño a la Hacienda Pública es doble, pues el IVA no ingresado es deducido por el adquirente. Con el mecanismo de la inversión del sujeto pasivo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS